Certamen 2016

  Foto: J. C. Arévalo
Certamen Coreográfico de Madrid, Trigésima edición
Teatro de Conde Duque, Madrid

 


Dirigido por Laura Kumin, el Certamen Coreográfico de Madrid es mucho más que una competición. Este año ha cumplido los treinta y, cada vez más, lleva consigo actividades asociadas (laboratorios coreográficos, seminarios de danza y periodismo o el proyecto para apoyar la creación de solos Me, Myself and I) que resultan fundamentales en el desarrollo de la danza contemporánea en Madrid.

Tal vez, el aspecto más interesante de lo que es la competición sea la variedad estilística de los trabajos seleccionados. Este año destacaron Embody de Void, una propuesta despojada de Alba Lorca; 7FM, una coreografía intrincada de Íker Karrera con sabor a gaga y un toque sutil de hip-hop, Sobrelajuventud de Alberto Alonso, una danza saltada e insistente que llevó a sus intérpretes al agotamiento, o la propuesta de Carmen Larraz, Luces y Sombras, un dúo en el que el paisaje sonoro estuvo compuesto por los sonidos de los cuerpos de los bailarines amplificados con micrófonos de suelo. 

Good Girl, una danza teatral de Las Hermanas Gestring y la hipnótica Zero de Rudi Cole y Julia Robert compartieron el primer premio y el último día, en la gala de ganadores, pudimos disfrutar de una sorpresa muy especial: ELTENI (“perdurar” en esperanto), una pieza interpretada por treinta bailarines y coordinada por Lucía Marote, Verónica Garzón, Joaquín Abella y Begoña Quiñones, un homenaje a estas tres décadas de historia de la danza contemporánea creado a partir de fragmentos de las coreografías ganadoras en las treinta ediciones.

Jesús R. Gamo


Extracto de un texto más largo que se publicará en inglés en el número de Enero de la revista Dance Europe.